Conmemoración y dobllete

2 d’abril y décimo aniversario. Trobada de corals. Graus, Sariñena y Estadilla. Se mos antoja tó un simbolismo: la montaña, la tierra pllana y el prepirineo cantán chuntos.  ¡Qué verdá é ixa que dice que la musica une los pueblos! No ñ’hai que sé exageraus, que toz son de Huesqueta, dirá u pensará l’amable lector/a. Sí, sí, asinas é, pero de unas huesquetas ben diferentes geográfica, económica e historicamén: Ribagorza, Monegros y Somontano (cllaro que no hem d’olvidá que la historia estadillana está unida a la ribagorzana). Ixa variedá é una de las nuestras riquezas.

Si amás pensán que, per lo que saben, en la coral de Graus canta chen de más allá de las fronteras pirinencas; a la d’Estadilla se mos ha uniu fa poco Víctor, de Lo Grau y “medio” alemán (benveniu Víctor), Chuan de Fonz se mos arrima siempre que puede, y la canaria Mónica tamé; de Sariñena no din res, per que res saben, pero de seguro que algo parecido les pasa… pos ixo, que la musica “es lo que tiene”.

Dixan-mos ya de preámbulos, la crónica de lo aconteciu viene a sé la siguiente: primero van cantá los de Estadilla. A reseñá los solos de Mónica y Ana Rosa, que ya en la Carrodilla se mos va estrená de solista. ¡Olé per las dos! Dispués van cantá los de Sariñena, dirigius pel mismo directó, el estadillano Antonio. Y van acabá los de Graus que, seguntes va dí la suya directora, Noelia, grausina, van fe un repertorio más intimista. Como é de rigor van acabá cantán las tres corals, dirigidas en la última (Ave María de Rodríguez) per  José A. González. Los d’Estadilla recordaban asinas otros tiempos…

Un gran encuentro. La chen que llenaba l’iglesia, contenta. Como siempre, gracias per la suya presencia y aplausos.

Y merendola de confraternización gracias a la generosidá de l’ayuntamiento d’Estadilla.

3 d’abril y canto en la misa. Al día siguiente, ya solez los d’Estadilla, van cantá la misa per que eban las fiestas d’abril. Solos de Ana Rosa, Mónica, Ignacio y David. Y otra novedá que va gustá mucho: mos va acompaña al violín César Salinas. La chen, emocionada. Gracias César, esperán contá con tú en venideras ocasions.

Pa que quede memoria de lo aconteciu tenín las fotos que mos va fe Tamara Marbán, periodista, fotográfa, música y estadillana andante. ¡Muchísmas gracias nina! Son las que veyez aquí:

Último canto, dirigius per José Antonio.

Último canto, dirigius per José Antonio.

Cantos finals. Las tres corals.

Cantos finals. Las tres corals.

Coral de Graus.

Coral de Graus.

Voces de la Coral de Sariñena.

Voces de la Coral de Sariñena.

Coral de Sariñena.

Coral de Sariñena.

Ana Rosa. Solista.

Ana Rosa. Solista.

 

¡Empezan!

¡Empezan!

Mónica Lorenzo, cantán un solo.

Mónica Lorenzo, cantán un solo.

Sopranos.

Sopranos.

Coral Statella.

Coral Statella.

Sopranos y dos directós: Antonio J. Gil y José A. González escuchán.

Sopranos y dos directós: Antonio J. Gil y José A. González escuchán.

Coral Statella.

Coral Statella.

 

 

Anuncios

Y cantamos

Llegó la gran tarde… ¡Concierto de Año Nuevo! La iglesia de Estadilla a tope, gran expectación. Agradecemos mucho la asistencia de nuestro fiel público, su calor nos da vida y alegría. Cantamos felices, nos crecemos en las actuaciones. Y como nos imaginábamos, nuestros nuevos amigos cantores, los de Coral de Sariñena, lo hicieron estupendamente. Daba gusto oírles. Este fue su repertorio, con algún que otro solista cuyos nombres no ponemos porque todavía no nos los hemos aprendido todos (la próxima vez seguro que sí):

– Alegría, del Circo del Sol

– El popular Merry Christmas

– Noche de paz

– Guantanamera

– Quiéreme mucho

– Mamma mía

– No dudaría de A. Flores

Por supuesto hubo cantos comunes: Ave María de Domínguez y Christmas Lullaby. Una gozada cantar todos juntos. Una gozada para el público, que aplaudió efusivamente todas y cada una de las canciones. David de casa Mesalla arrasó en su solo de El trust de los tenorios. Hubo momentos emotivos, extra musicales por decirlo de algún modo, como cuando Pili de casa Barrio, todavía convaleciente, prometió ante todos los allí presentes que tornaré, no lo dudez. O cuando Amadeo de casa Calistro expresó su orgullo por la coral de su pueblo y por la labor del director (de Estadilla tamé). Estábamos entre amigos.

Para acabar el concierto, los de Sariñena nos cantaron Me dicen que no quieres, de Labordeta. Otro momento de gran emoción. Ovación apoteósica.

Del concierto al salón Buñero, para saborear un pica pica y confraternizar las dos corales. Allí fue el acabose. Buenas tapas, buen vino, buenas risas, estupendos cantos… ¡Hasta la próxima! Todos tenemos ganas de volver a vernos.

Estirando voces. Ensayo previo de la coral Statella

 En concierto

Confraternización. Dos corales amigas.